Carteia en el tiempo

(Reeditado) Enlace a este artículo publicado en Anthropologies

En el siglo VII a.C. uno de los primeros pueblos colonizadores de la Península Ibérica, los fenicios, se establecieron y fundaron una estratégica colonia en el asentamiento Cerro del Prado en la bella Bahía de Algeciras, cerca de la localidad de San Roque en la Provincia de Cádiz. Según varios estudios geográficos este lugar fue en la antigüedad una península y por tanto se correspondería, junto con las islas, en uno de los lugares predilectos para los asentamientos fenicios. El objetivo no era otro que intercambiar productos y establecer un asentamiento permanente para llevar a cabo una relación comercial con las poblaciones del lugar.

Los púnicos en los siglos VI-V a.C., descendientes de los antiguos colonizadores, abandonarán este primer asentamiento para fundar la que sería Carteia. Para ello elegirían un lugar más extenso y cercano en el estuario del río Guadarranque.

En el siglo III a.C. llegarían los romanos a suelo peninsular tras vencer a Cartago en las Guerras Púnicas anexionándola al imperio. Con la romanización la población aumentaría considerablemente debido a las nuevas construcciones, sobre las edificaciones anteriores, que la ampliaría llevando a cabo un proceso de monumentalización en sus características morfológicas y habitacionales.

Letrinas

Suelo de las letrinas

Con el gobierno de Roma la ciudad se hará próspera rápidamente pero no sin problemas debido, entre otras cuestiones, a que la mayoría de sus habitantes eran hijos de soldados romanos y mujeres hispanas a los que no se les reconocía legalmente la ciudadanía romana. Esta situación de inestabilidad social, en un territorio de gran valor estratégico y recién conquistado, provocaba en Roma preocupaciones innecesarias durante aquellos momentos de expansión.

La ciudad, buscando respuestas, enviaría una comisión a Roma solicitando la solución al problema. Obtendrían el título de Colonia Libertinorum en el año 171 a.C. convirtiéndose gracias a él en la primera colonia latina fuera de Italia.

La flamante colonia hispanorromana no pudo escapar a la crisis provocada por la guerra civil entre César y Pompeyo, siglo I a.C., donde este último sería apoyado por la ciudad sin saber que sería derrotado poco después. La ciudad sufrirá las consecuencias de su traición con la destrucción de varios edificios importantes que posteriormente serían reconstruidos, como por ejemplo las termas. Con la Pax Augusta, actividades como la pesca, los salazones y otras diversas actividades del ambiente feniciopúnico del Círculo de Estrecho se incrementará la actividad económica considerablemente, convirtiendo a Carteia  en uno de los focos urbanos más importantes de la zona.

Termas

Vista parcial de las termas

La decadencia del Imperio romano y su división provocaría, a partir del siglo VI. d.C., que los visigodos se instalaran en la ciudad modificándola sustancialmente. Actualmente se ha conocido su uso como necrópolis mediante la reutilización de materiales de edificaciones anteriores. La ciudad iría perdiendo importancia poco a poco hasta ser abandonada casi por completo.

En el siglo XIII d.C. los meriníes se establecerán en ella para defender la zona cedida por los nazaríes. Construirían un castillo llamado Hisn Qartayana, actualmente denominado Torre Cartagena, que se encuentra junto a la refinería que existe muy próxima al yacimiento. De los meriníes también es el conjunto arqueológico de las murallas en Algeciras. Hasta mediados del s. XIV la zona estará en manos de los árabes que la perderían a favor de Alfonso XI.

Debido a la importancia estratégica del lugar, próxima a la costa en un punto central en la Bahía de Algeciras, se construirá a finales del siglo XVI una torre vigía denominada en la actualidad como Torre Rocadillo para controlar los movimientos en la zona del Estrecho de Gibraltar.

A pesar de este movimiento constructivo y de recuperación por los cristianos, la población preferiría trasladarse a las nuevas ciudades de la zona, Algeciras y Gibraltar, debido principalmente a su seguridad y desarrollo comercial. Asimismo nos encontramos con el espacio que ocupó en otro tiempo la ciudad utilizado como terreno para la agricultura y ganado durante bastante tiempo.

Durante la II Guerra Mundial se construirán varios búnkeres para la defensa de la costa que nunca se utilizarán, por lo que han llegado hasta nuestros días prácticamente intactos.

A mediados del siglo XX diferentes tipos de industrias se instalarán en los alrededores del yacimiento arqueológico, totalmente descontextualizadas con la armonía del bellísimo e imponente paisaje, que perduran hasta nuestros días.

Como hemos visto, y a modo de conclusión, Carteia y su importancia a lo largo de la historia se mantiene gracias, entre otras muchas más actividades, a los conocimientos extraídos de las múltiples excavaciones arqueológicas que han sacado a la luz importantes hallazgos, la ciudad y sus posteriores construcciones en relación directa a la historia del Estrecho de Gibraltar.

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: